#MálagaVIVA Estrategia Provincial contra el Cambio Climático

Málaga Viva es un proyecto en el que se enmarca la estrategia de lucha contra el cambio climático impulsado desde la Diputación de Málaga. Se trata de un ambicioso proyecto que ha implicado a todas las áreas de la Diputación de Málaga para así lograr la transversalidad necesaria e imprescindible en sostenibilidad.

A partir de los diferentes ejes de acción se pretende reducir las emisiones de gases de efecto invernadero desde un punto colectivo, a través de medidas para involucrar a los municipios, e individual, mediante la sensibilización y concienciación a través de la educación ambiental.

Movilidad sostenible

Eficiencia y ahorro energético

Gestión sostenible de recursos

Sensibilización y concienciación

Pactos por el clima y la energía

Planificación estratégica

Colegios por el CLIMA

Es una iniciativa puesta en marcha por la Diputación de Málaga dentro del programa “Málaga Viva” y alineada con el eje de Movilidad Sostenible. Con este proyecto pretende animar a los municipios a proyectar caminos escolares seguros con el fin de reducir el uso de vehículos en los desplazamientos a centros escolares.

Para este proyecto se cuenta con la colaboración de la Dirección General de Tráfico a través de la coordinación provincial, y asesores externos con experiencia en la puesta en marcha de este tipo de iniciativas. Además, en este sentido cabe destacar que a nivel de la Provincia de Málaga hay ya muchas y buenas experiencias que se pueden replicar en distintos municipios.

¿Por qué?

Los niños son el futuro de la sociedad, sin embargo los estamos privando de desarrollarse en un entorno sano. Las calles han dejado de ser tomadas por los más pequeños para pasar a ser tomadas por los vehículos de motor, ganando inseguridad y polución en las ciudades.

Esta situación ha generado una fuerte dependencia ya que la mayor parte de los menores tan sólo se desplaza en vehículos motorizados y no se les deja ir solos a zonas de su entorno conocidas, como la escuela, debido a la percepción de inseguridad en las calles.

La práctica de los caminos escolares trata de romper con esta realidad, para devolverle a los más pequeños la autonomía para desplazarse por un entorno más seguro de forma sostenible.

Objetivos

1. Crear una red de itinerarios seguros para que el alumnado puedan desplazarse al colegio caminando o en bicicleta.

2. Reducir el número de vehículos privados en los desplazamientos de los menores a  los centros docentes.

3. Promover el caminar como un hábito saludable. 

4. Fomentar la autonomía del alumnado en sus trayectos cotidianos.

“Caminar es la primera cosa que un niño quiere hacer y la última a la que una persona mayor desea renunciar…»

John Butcher (1999)

I Congreso sobre Caminar

Caminos Escolares

Los caminos escolares son proyectos que fomentan la movilidad activa en los centros educativos con el fin de lograr la autonomía de los más pequeños en su entorno generando un cambio en las pautas de movilidad. Andar o ir en bicicleta es algo natural y saludable que debe formar parte del día a día de las personas más jóvenes. Estamos transmitiendo algo positivo que… ¡Queremos que se convierta en un hábito!

La puesta en práctica de los caminos escolares da solución a diversos problemas relacionados con la movilidad en las ciudades.

Un Proyecto denominado

de «Innovación Social»

Menores más sanos y felices

Calles más seguras

Reducir el uso del coche

Conciencia ambiental

Fomentar la movilidad activa y sostenible

Problemas con la movilidad VS Beneficios del camino escolar

Un 70% de emisiones contaminantes proviene de vehículos motorizados

Los atascos en horas puntas están relacionados con el desplazamiento en coche al colegio

La vida sedentaria de los menores produce obesidad, dependencia, disminución del rendimiento escolar, hiperactividad…

Las personas jóvenes no conocen la ciudad en la que se ubican ya que pasan del coche a viviendas, escuela, cine, etc.

Ciudades con espacios poco pensados para el tránsito ciudadano.

Reducción de los niveles de contaminación (química, acústica…) en el entorno

Mayor fluidez en el tráfico y eficacia del transporte público

Mejora la salud con la reducción del sedentarismo. Aumento del rendimiento escolar.

Desarrollo de la inteligencia espacial en menores. Aumento de la autonomía infantil. Aumento de la capacidad crítica e implicación ciudadana. Compromiso con el medio.

Reducir y calmar el tráfico creando condiciones de confort.

«Un proyecto de Camino Escolar exige un alto grado de compromiso, entusiasmo y complicidad. Pero no sólo del colegio o el ayuntamiento, sino sobre todo de otros agentes sociales como familias, profesorado, colectivos y asociaciones locales; y en todas las etapas, desde el diseño hasta la ejecución de las medidas de mejora. Son estos colectivos son los que han de demandar las mejoras al gobierno local acelerando el proceso de toma de decisiones y los que contribuyen a enraizar el proyecto en el colegio y en el barrio.

David Fernández Caldera

Técnico de Medio Ambiente – Ambientólogo